Muchas empresas B2B ahora mismo están haciendo malabarismos para cuadrar las cuentas, mantener los clientes y seguir generando ingresos. Todos los esfuerzos se centran en ajustar estructuras y reducir costes, y no parece que sea el momento de buscar nuevos clientes, pero nada más lejos de la realidad. Es hora de empezar una conversación.

Tenemos la oportunidad de fortalecer nuestra red de contactos, ofrecer nuestro conocimiento y expertise para ayudarles en el proceso de recuperación. Pero cuando uno se encuentra al principio del camino ha de ser consciente que el primer contacto con un potencial cliente marcará la relación, por lo que debe planificarse adecuadamente si queremos que desemboque en la oportunidad de tener un segundo contacto.

Más que nunca hay que desarrollar la escucha activa, evitando los monólogos. Para poder ayudar eficazmente a un contacto B2B, antes debemos aprender cuáles son las circunstancias y problemas que les condicionan, qué les importa, sus objetivos y los obstáculos que se encuentran en el camino. Establecer esta primera conversación y conseguir una buena respuesta es una tarea difícil.

Llegeix tot l’article a Branding Industrial.